Kim Jong-nam, hermano mayor del líder supremo norcoreano Kim Jong-un, ha sido asesinado en Malasia, según afirman este martes varios medios surcoreanos. La agencia de noticias Yonhap asegura que Jong-nam murió el lunes por la mañana, sin que hasta ahora la información haya sido confirmada de manera oficial.

La televisión por cable Chosun sostiene que Jong-nam, hijo de una relación extramarital entre Kim Jong-il y la actriz Song Hye-rin, fue envenenado con jeringuillas por dos mujeres, posiblemente agentes norcoreanas, en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Las sospechosas se dieron a la fuga.

De confirmarse, el asesinato de Kim sería el mayor caso de muerte violenta durante el régimen de Kim Jong-un desde la ejecución en diciembre de 2013 de Jang Song-thaek, tío del líder supremo y hasta entonces considerado el auténtico poder en las sombras.

El nombre de Jong-nam, nacido en 1970, el mayor de los hijos de Kim Jong-il, se llegó a rumorear como posible sucesor de su padre, el “Querido Líder”. Pero en 2001 fue descubierto mientras intentaba entrar en Japón con un pasaporte falso para visitar Disneylandia y cayó en desgracia. (El País)