Un iceberg de un billón de toneladas, uno de los más grandes jamás vistos, se acaba de formar en la Antártida tras el desprendimiento de un bloque de hielo gigantesco, informaron hoy los investigadores de la universidad de Swansea, en Reino Unido. Su extensión de 5800 kilómetros cuadrados, duplica el tamaño de Luxemburgo.

“La formación se produjo entre lunes y hoy”, precisan los científicos, que vigilaban la evolución de este bloque de hielo del segmento Larsen C de la Antártida. Actualmente, se encuentra a la deriva en el mar de Weddell. Se prevé que reciba el nombre de A68 y tiene la mitad del tamaño del iceberg B15, que se separó de la plataforma de hielo Ross en el año 2000.

Con 175 kilómetros de longitud y una anchura de hasta 50 kilómetros, es uno de los mayores icebergs registrados en los últimos 30 años por los científicos. No obstante, no supone un peligro para las personas, agregaron.

La enorme fisura que ha originado este nuevo iceberg ha estado creciendo durante un periodo de dos años. Solo desde el 25 de mayo hasta el 31 de ese mismo mes, la brecha creció 17 kilómetros y en los últimos días los datos recogidos muestran que la grieta se había ramificado en varias ocasiones. (La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.