El ministro de Energía, Juan José Aranguren, insistió hoy con que no había “incompatibilidad” entre sus funciones públicas y la posesión de acciones de la petrolera Shell, aunque dijo que las vendió por “la recomendación efectuada por la Oficina Anticorrupción”.
Mediante un comunicado de prensa, Aranguren, que fue CEO de la empresa petrolera hasta el año pasado, informó que vendió “la totalidad de las acciones de la empresa Royal Dutch Shell Plc. de las que era titular, en los mercados bursátiles en las que cotizan”, en forma electrónica y en presencia de un escribano público.
Dijo que la operación “se concretó de acuerdo con la recomendación efectuada por la Oficina Anticorrupción en su resolución del 9 de septiembre pasado, no obstante la ausencia de una incompatibilidad legal con el ejercicio del cargo y de una obligación legal de transferir dichas acciones, señalada en dicha resolución”. (Fuente: La Nación)