Es un retrato de la tragedia de las torres gemelas, tomado apenas después del atentado del 11 de septiembre de 2001

“Las imágenes más difundidas del 9/11 son de aviones y torres, no de gente. Con El hombre que cae es diferente”. Con esas palabras empieza el artículo de la revista Time que recoge en video el testimonio del fotógrafo que hizo una toma que recorrería el mundo como símbolo de la tragedia de 2001.

“La foto, tomada por Richard Drew apenas después de los ataques del 11 de septiembre, es la del escape distintivo de un hombre de los edificios colapsados, un símbolo de la individualidad que contrasta con la caída de los rascacielos sin rostro. En un día de enorme tragedia, El hombre que cae es una de las pocas imágenes ampliamente difundidas que muestra a alguien muriendo”.

“La foto fue publicada en los diarios de Estados Unidos en los días después de los ataques, pero la reacción de los lectores forzó a que temporalmente quedara en la oscuridad. Puede ser una imagen difícil de procesar, el hombre dividiendo perfectamente las icónicas torres mientras se lanza hacia la tierra como una flecha”, cuenta.

“La identidad del hombre que cae todavía no se conoce, pero se cree que era un empleado del restaurant Windows of the World, que estaba en la Torre Norte. El verdadero poder de El hombre que Cae, sin embargo, es menos sobre quién es el sujeto y más sobre lo que será: un improvisado Soldado Desconocido, en una guerra a menudo desconocida e incierta, suspendida por siempre en la historia”.(La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.