San Lorenzo recibió un duro golpe que lo deja al borde del nocaut en la pelea que mantiene por el título del torneo de Primera División al perder este domingo frente a Atlético Tucumán, 1 a 0, luego de dejar una pálida imagen que reafirma las complicaciones que tiene cada vez que juega de visitante, ya que sufrió la tercera derrota consecutiva jugando fuera de su estadio.

El goleador del equipo tucumano y una de las revelaciones del torneo, Fernando Zampedri, marcó el único gol del encuentro a través de un cabezazo que dejó sin chances a Sebastián Torrico en el arranque del segundo tiempo, donde el local superó a su rival en el juego y en el marcador, lo que le permitió justificar la ventaja.

San Lorenzo sufrió su tercera derrota consecutiva de visitante (Godoy Cruz, Tigre y Atlético Tucumán) y si se suma la última presentación de 2017, en la que igualó con Rosario Central, apenas rescató un punto de los últimos 12 que disputó fuera del Nuevo Gasómetro y, de esta forma, prácticamente hipotecó sus chances de ganar el campeonato.

El técnico Diego Aguirre sorprendió al dejar en el banco de relevos a Marcos Angeleri, Néstor Ortigoza y Nicolás Blandi, tres jugadores que forman la columna vertebral del equipo, para evitar la sobrecarga de minutos teniendo en cuenta que el equipo juega dos competencias en forma simultánea: el torneo local y la Copa Libertadores.

Si a esas ausencias se agrega que Ezequiel Cerutti estuvo más preocupado en cubrir las proyecciones de los laterales del conjunto tucumano que en desequilibrar en ataque, Gonzalo Bergessio quedó muy solo arriba. Por eso, el arquero Christian Lucchetti pasó una tarde tranquila ya que sólo debió exigirse para desviar un espectacular remate desde fuera del área de Fernando Belluschi, en el primer tiempo, y otro de Franco Mussis, en el tramo final.

Atlético se afirmó mejor en el mediocampo y eso le permitió tener la pelota, pero también le costó demasiado llevar peligro al arco defendido por Sebastián Torrico y si el primer tiempo se jugaba en un terreno sin arcos nadie se hubiese dado cuenta.

Las emociones llegaron en la segunda etapa y fue el ‘Decano’ el principal responsable porque comenzó a usar la vía de la contra para inquietar a Torrico.

Una chance desperdiciada por Leandro González y otra que no pudo resolver Zampedri fueron el preambulo de lo que sucedería unos minutos después, cuando el goleador tuvo revancha al cabecear con demasiada comodidad luego de un tiro de esquina para marcar la conquista que terminó dándole los tres puntos al equipo del DT Pablo Lavallén.

San Lorenzo, ya con Angeleri y Ortigoza en cancha, no pudo reaccionar para conseguir la igualdad y por eso el local terminó justificando la victoria, ya que estuvo más cerca de marcar el segundo que su adversario de conseguir la paridad.

San Lorenzo quedó con 37 puntos en la tabla de posiciones, mientras que Atlético Tucumán, que arrastraba una racha negativa de cuatro partidos sin ganar, llegó a 27 y además se dio el gusto de vencer en un partido oficial al “Ciclón”, algo que no conseguía desde 1975 cuando se enfrentaron por primera vez en el ‘viejo’ Nacional y en el equipo tucumano jugaba, entre otros, Julio Ricardo Villa, luego campeón del mundo con Argentina en 1978.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.