Un individuo abusaba de una niña de 12 años, que es su vecina, la invitaba a su casa ubicada en Catamarca, la dormía y cometía los ultrajes.

La menor pudo contarle a su madre lo que vivía. La denuncia fue realizada el viernes pasado y con elementos de pruebas la fiscal ordenó la detención del sujeto.

Los abusos se extendieron durante al menos dos años; hoy la víctima tiene 14. Al parecer el depravado, que tendría unos 30 años y es vecino de la menor, habría iniciado los abusos realizándole tocamientos en momentos en que la niña y otros chicos se encontraban jugando en la calle.

Los hechos se agravaron cuando el sujeto decidió invitarla a la casa con algún pretexto. Allí la habría dormido y accedido carnalmente.

Al parecer la niña no se daba cuenta de esos ultrajes aunque habría sentido dolores y molestias en sus partes íntimas. Los hechos continuaron. El sujeto habría utilizado algún medicamento para lograr dormirla y allí someterla a sus bajos instintos.

Con miedo y presuntamente no sabiendo bien lo que le ocurría la menor se animó contarle a su madre que ella se despertaba y estaba en la casa del sujeto. Tras la denuncia realizada por la mujer, la fiscal en turno, Myriam López, ordenó realizar el protocolo de abuso. Éste confirmó lesiones en la menor.

La menor pudo relatar lo que vivía. Se ordenó la detención del sujeto. (El Ancasti)