El Gobierno implantará en los próximos días un cepo a los juicios contra obras sociales y prepagas.

Lo hará a través de la reactivación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet), un proyecto que quedó trabado el año pasado en el Congreso y que la administración de Mauricio Macri se comprometió a resolver antes de mitad de año.

Mientras en el Gabinete confirmaban la decisión política de aplicar el nuevo esquema, en el sector dijeron que se hará a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU). La versión concuerda con el interés del Ejecutivo de lograr un cierre moderado de la ronda de paritarias con los sindicatos, según publicó hoy Ambito.com.