Una mujer de 46 años, acusada de liderar una banda que compraba bebés recién nacidos a familias con bajos recursos en la provincia del Chaco y los vendía por 50 mil pesos en el conurbano, fue detenida en Fuerte Apache. La detención fue realizada tras una investigación que comenzó el año pasado en la ciudad de Roque Sáenz Peña.

De acuerdo con la investigación, la mujer viajaba a esa localidad chaqueña donde contactaba a las futuras mamás y les daba una suma de dinero para quedarse con el bebé. Sin embargo, se descubrió que en algunos casos también los robaba. Previamente la líder de la banda ya tenía a las familias que habían “encargado” al menor para comprarlo.

Según precisó uno de los investigadores, “para llevar adelante los robos la mujer contaba con documentación apócrifa y contaba con una gran habilidad para aprovecharse de la necesidad, tanto de los padres que viven bajo una extrema pobreza como también de las familias que no podían tener hijos por causas naturales”.

Según consta en la causa, la mujer lideraba la organización que compraba bebés y niños a familias de bajos recursos y luego los vendía a 45 o 50 mil pesos, generalmente a familias del Conurbano y también de la Ciudad de Buenos Aires.

Tras un largo seguimiento, la mujer fue detenida ayer en el barrio Ejército de los Andes, conocido como Fuerte Apache, y quedó imputada en una causa por el delito de “ocultamiento y supresión de identidad y robo de bebés”.

Aunque por ahora hay un solo caso denunciado, los investigadores sospechan que hay varios hechos en esa zona y vinculados a la imputada. El operativo fue llevado a cabo por personal dependiente de la Planta Verificadora de Vicente López, perteneciente a la Dirección Prevención Delito contra la Propiedad Automotor. La causa tramita en la Fiscalía de Investigaciones Nº 3 de Presidencia Roque Sáenz Peña, a cargo del fiscal Marcelo Fabián Soto.
(Infobae)