A partir de agosto se disparó la venta de viajes al exterior. Es porque los precios subieron entre 10% y 25% en pesos, menos que la inflación anual. Por la devaluación del real, los destinos de Brasil lideran la demanda.
rio-de-janeiro

En 2015, el motivo del apuro había sido adelantarse a una devaluación inminente. Este año, los argentinos volvieron a reservar con seis meses de anticipación sus veraneos en el exterior. La gente empezó a comprar pasajes y alojamiento para enero y febrero hace ya más de un mes. Esta vez, para “congelar” tarifas que, en la situación actual, se volvieron más accesibles. Y que pueden pagarse hasta en 18 cuotas sin interés con tarjeta de crédito.

“Ya hay búsquedas y compras para enero y febrero para todos los productos. Como el año pasado, en julio comenzaron a aparecer las primeras reservas para el verano”, confirmó Guido Glikin, gerente de Despegar.com. “La venta de paquetes de viaje para el verano 2017 se disparó desde agosto, mientras que el año pasado el 80% de esas compras se hicieron entre octubre y diciembre”, comparó.

La clave está en que el dólar, en las últimas semanas, se mantuvo cerca de los $ 15. Ayer cerró a $ 15,25. Eso significa que se encareció sólo 13% en lo que va del año, contra una inflación del 31%. Implica también que hoy cada billete verde para viajar al exterior se paga sólo un 20% más caro que hace 12 meses, cuando se imponía un recargo del 35% a todas las operaciones de turismo internacional.

Lo que generó esta condición cambiaria, sumada a mayores ofertas en pasajes, es que los costos en pesos de ir a los destinos típicos estén hoy sólo de 10% a 25% por encima de los que se pagaron hace un año con un “dólar tarjeta” de $ 12,66. Con lo cual, quien reserva ahora se asegura precios que subieron menos que sus ingresos y que la inflación.

Por ejemplo, un crucero de 8 noches a playas de Uruguay y Brasil con pensión completa se vendía a $ 18.000 por persona en septiembre pasado, y hoy se ofrece a menos de $ 19.400 (8% más). Un viaje a Río de Janeiro con vuelo directo y 7 noches en un 4 estrellas a metros de la playa pasó en un año de $ 18.430 a $ 19.830 por pasajero (8%).el-crucero-1

Propuestas similares de una semana para descansar en Porto Seguro pasaron de $ 17.800 a $ 21.870 por turista (23%), y de $ 22.530 a $ 26.920 para ir a Punta Cana (19%). Mientras que un vuelo a Miami para febrero, si hace un año se vendía a $ 12.580, hoy se ofrece a $ 15.600 (24%). Y hay pasajes a Santiago de Chile desde $ 3.800, un 26% más que los $ 3.000 de septiembre pasado.

“Las ventas para el verano se iniciaron hace un mes –coincidió Martín Romano, gerente de la agencia Atrápalo–. Pese a la devaluación, los costos no tienen grandes diferencias en pesos. Es porque se quitó el recargo del 35% y porque, al haber un panorama más claro, las líneas aéreas no bloquearon las tarifas promocionales, como sí lo habían hecho el año pasado.” “Es cierto que algunos recuperaban el recargo, pero para muchos era parte del costo. En definitiva, viajar sigue siendo atractivo en pesos porque los precios subieron menos que la inflación; y también en dólares, porque los tickets se abarataron en esa moneda un 35% y el costo de vida afuera, con el cambio actual, resulta favorable”, añadió Marcelo Grether, director comercial de Avantrip.

En Turismocity, un sitio que compara tarifas de decenas de agencias, destacan que se consiguen pasajes a Miami por $ 10.000, a Europa desde $ 12.000 y a Río por $ 4.500. “Son oportunidades que hay que saber aprovechar. Con respecto a Brasil, el hospedaje sigue siendo más económico que en Argentina”, aseguran.miami

Con un real aún devaluado –sigue 40% más depreciado que en 2014– y rebajas por la crisis económica, destinos de Brasil como Río de Janeiro, Buzios y Florianópolis lideran ahora las reservas. Paquetes a Buzios de 7 noches con pasajes, traslados y hotel desde $ 8.400 son algunas de las ofertas que tientan. A Florianópolis, en tanto, se puede ir 10 noches con vuelo directo por $ 14.100 por persona.

Con valores competitivos, Chile también se prepara para recibir más argentinos. Lo mismo que Uruguay, donde extendieron hasta abril los beneficios para argentinos, como la devolución del 10,5% de los alquileres y el “IVA cero” en los hoteles.chile

“La mayoría de los que consultan es gente que alquiló el pasado verano. Las expectativas son buenas. Porque mejoró la relación entre los gobiernos y por el tema cambiario”, indicó Jorge Díaz, titular de la cámara inmobiliaria de Maldonado y Punta del Este.

Entre los destinos lejanos, en tanto, Miami, Orlando, Cancún y Madrid aparecen hoy entre lo más demandado. En el caso del euro, actualmente el billete se consigue a $ 17,90. Subió sólo 12% en lo que va del año y un 18% frente a la cotización “tarjeta” de hace un año. (Clarín)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.