Maximiliano contó cuando el acusado del crimen de Micaela lo culpó de otra violación. Confirmó que su mamá lo entregó a la Policía.

Son hermanos, mellizos, pero uno, Maximiliano, trabaja, y el otro, Sebastián estuvo preso por dos violaciones y ahora está acusado de matar a Micaela García, la estudiante que murió estrangulada en Gualeguay. “Me sorprendió que esté libre después de haber sido condenado por dos violaciones, una persona así no está bien y no tendría que estar libre. Así no hace lo que hizo”, dijo esta mañana Maximiliano, que todavía no puede creer que su hermano sea el autor de semejantes atrocidades: “Yo, si fuera juez no lo dejo salir más. Una persona así es mejor que esté presa.”

“Yo a mi hermano la última vez que lo vi fue hace tres años, como ciudadano me sorprendió que mi hermano sea el acusado en el caso Micaela, no pensé que haría algo así”, señaló en diálogo con Luis Novaresio por radio La Red. El mellizo de Sebastián quiere hablar, quiere que se sepa que él nos es igual que su hermano, que una vez lo acusó de una violación para zafar otra vez de la cárcel. Fue el tercer caso que le aparecía a Wagner. Ya estaba preso por dos violaciones y se lo acusaba de una tercera. “Fue mi hermano”, intentó defenderse. Como el estudio de ADN era muy complejo por tratarse de mellizos -costaba 230 mil euros- la Justicia decidió no culparlo del tercer caso.

“Una vez me acusó a mí para librarse él de una acusación. Yo estaba trabajando y me llamaron que me habían acusado de una violación. Fui al juzgado, a la Municipalidad, firmé papeles y me dijeron que nada tenía que ver”, recordó ahora Maximiliano.

“Yo no sé por qué lo hizo. Se se lo dijo algún preso o un abogado. Eso está en la cabeza de él. Yo tenía relación con él pero no mucha. Fui tres veces a la comisaría y una al penal. No me daban ganas de verlo”, le dijo después a Antonio Laje en una entrevista por América.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.