La ex presidenta Cristina Kirchner apuntó hoy contra las divisiones en el justicialismo, al afirmar que “hay dirigentes de una oposición que no tiene vocación de volver a ser gobierno”, y sostuvo que sólo se ocupan de enfrentarse entre ellos por “posicionamientos personales”.
“Cuando los dirigentes se empiezan a ocupar de los problemas de la gente, desaparecen los problemas entre los dirigentes”, sostuvo al hablar en la sede de ATE capital ante delegados y representantes de ese gremio, entre quienes se encontraba su secretario general, Daniel Catalano.
En ese sentido, remarcó que “una señal clara es cuando vemos discusiones que no le importan a nadie, si son de este bloque del PJ o de otro. Esos dirigentes no se están ocupando de la gente”, y agregó que pertenecen a “una oposición sin vocación de poder y sin vocación de ser gobierno”.
También dirigió un mensaje a sectores de la dirigencia sindical al señalar que “algunos sindicalistas no se quieren hacer cargo de la pesada herencia, pero se van a tener que hacer cargo para empujar un poco hacia la unidad”.
Al respecto, resaltó que “la unidad de los trabajadores es el puntal para reconstruir el movimiento nacional, popular y democrático”, y afirmó que sintió “mucha alegría cuando en la Marcha Federal vi a dirigentes de la CGT en el palco, algunos de ellos me tiraron cositas y me siguen tirando, pero no me importa porque hay que seguir adelante para construir la unidad”, y exhortó a los sindicalistas a seguir exigiendo que se reabran las paritarias.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.