El juez federal defendió su decisión de archivar la presentación del fallecido fiscal contra la ex presidenta; criticó la reciente solicitada que pidió su remoción

Daniel Rafecas hizo frente a la polémica solicitada que días atrás pidió su remoción como juez federal por haber archivado, sin iniciar investigación alguna, la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

El magistrado, que regresó al país en las últimas horas, ratificó su postura. Dijo que en la presentación de Nisman “no había hipótesis de delito” contra la entonces mandataria, a quien se acusaba de buscar la impunidad de Irán en la causa AMIA.

“No había hipótesis de delito en la denuncia de Nisman”, planteó esta mañana Rafecas en una entrevista con radio Vorterix.

Tras una breve declaración durante el fin de semana desde Estados Unidos, Rafecas dio hoy un extenso reportaje en el que defendió su decisión ante la presentación del fiscal que apareció muerto el 18 de enero de 2015, apenas días después de denunciar a Cristina Kirchner.

“Estudié sin ningún tipo de presión todos los elementos que se presentaron, las supuestas escuchas y la documentación, y consideré que la hipótesis que planteaba el fiscal no encajaba en ningún delito”, dijo Rafecas. “Lo que planteaba Nisman estaba relacionado con el famoso pacto con Irán, y eso en rigor no estaba en vigencia porque Irán no lo aprobó”, agregó el magistrado.

Nisman había denunciado a Cristina Kirchner, al entonces canciller Héctor Timerman y al diputado Andrés Larroque y a otros dirigentes de un complot para dar de baja los pedidos de captura que pesan sobre cinco ex funcionarios iraníes acusados de idear y ejecutar el ataque a la AMIA. Eso, supuestamente, a cambio del memorándum firmado entre ambos países, que finalmente fue declarado inconstitucional.

“Nisman decía que antes de la entrada en vigor de ese pacto, el gobierno argentino iba a dar de baja las órdenes de captura, pero esa afirmación no tenia ninguna prueba que lo avale”, planteó hoy el juez.

Rafecas cuestionó los recientes impulsos en otros juzgados y fiscales para que la causa sea reabierta y rechazó la solicitada que la semana pasada pidió su remoción.

“Fue desagradable la solicitada. Uno puede suponer que públicamente se hagan pedidos para investigar a un juez, pero que directamente se exija una decisión de antemano es inusual en la democracia”, planteó. Y concluyó en su defensa: “Mi actuación en el caso Nisman es irreprochable”.(La Nación)