Prestó declaración hoy ante el fiscal de Delitos Sexuales, Mauricio Del Cero, la joven de 18 años que durante las primeras horas del sábado denunció haber sido víctima de abuso sexual por parte de un empleado del boliche Chocolate.
La joven y sus familiares solicitaron la absoluta reserva de la información y por eso no se brindaron datos sobre los dichos vertidos ante la fiscalía.
Ahora se aguardará por los resultados de las pericias sobre las muestras que se tomaron de la chica para que la causa avance. Según los médicos no presentaba ninguna lesión corporal, ni genital. Tampoco hubo gritos, ni llamados al 911.

La palabra de una amiga
María, una amiga de la joven que la acompañaba la noche del supuesto abuso, contó como habrían sido los hechos y dijo: “Estábamos en el boliche Chocolate, un poco tomadas las dos, y vino un hombre de unos 35 años que le empezó a bailar a mi amiga contra una pared”
María contó que su amiga accedió a ir con el muchacho hacia la escalera del sector VIP y que ella no la vió más. “Media hora después la comencé a llamar, alrededor de unas 10 veces. No me atendía. Unos 45 minutos después logré que me atienda y me pidió, llorando, que salga afuera” agregó.
Cuando sale se encuentra con su amiga, acompañada por gente de seguridad quienes le cuentan lo que habría pasado.
“Si lo veo lo reconozco. Supuestamente es un encargado del boliche”, declaró.