Un norteamericano ha demandado a su cita por usar repetidamente su teléfono móvil durante la proyección de ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’.

Este hombre, original de Texas y de 37 años de edad, le reclama a su pareja los 17,31 dólares que pagó por la entrada de su cita en el cine, dado que ella lo único que hizo fue estar pendiente de su teléfono móvil durante toda la proyección.

Esta era la primera cita de la pareja, que se conoció por Internet, y por lo que parece será la última. Seguro que esta mujer nunca llegó a imaginar que los medios de prensa se harían eco de su inapropiado comportamiento.