El 7 de octubre pasado varios menores corrían en inmediaciones de la plaza del Sol, desde O´Higgins hacia la plaza Rivadavia, en actitud sospechosa.

Al observar lo que ocurría, un agente de la Guardia Urbana dio aviso a sus pares; en tanto, el Centro Único de Monitoreo (CUM) notó que los menores se cambiaban de ropa en una oportunidad y se dividían para disuadir a los policías.

Finalmente, en la plaza Rivadavia, los uniformados dieron con un menor que portaba un cuchillo y un revólver, entre otros elementos.