Diego Maradona habló por primera vez de una versión que no había circulado en los medios de comunicación respecto a la salud de su hijo Dieguito Fernando de 4 años. Y la declaración llamó la atención.

“Nunca se logra la felicidad completa pero yo estoy arañando. Y Hoy el doctor me dio la mejor noticia. Que Dieguito Fernando no tenía el síndrome que decían los mala leche. Mi hijo está muy lejos de eso. Está para ser un toro. Esto me lo regaló la Tota y mi papá”, aseguró sobre el final de una entrevista radial para luego despedirse.

A raíz de esto, RatingCero.com se comunicó con Verónica Ojeda, quien a través de su representante Fernando Maldonado aclaró a qué se refería su ex pareja.

“Se pensaba que Dieguito tenía un retraso madurativo pero no es así”, comentó. A comienzos de febrero de este año, incluso, Ojeda había contado que el niño tenía un problema en el habla.

“Es un nene normal pero el tema es que no pronuncia bien algunas palabras. Es eso nada más. Hay muchos compañeros que están en la misma situación que él, que tienen problemas con el habla en el sentido de que no pronuncian bien las palabras. Cada uno tiene su proceso”, reveló en Intrusos. Además dijo que para ayudarlo a mejorar lo llevaban a la fonoaudióloga.

Ojeda confirmó que Dieguito sí tiene problemas con las glándulas adenoides (de las fosas nasales), por lo que está en tratamiento en Córdoba.

“El nene está en compañía todo el tiempo de su mamá, sus abuelos y Diego está en comunicación con su hijo y los médicos”, aseguró Ojeda, que en este momento se encuentra en Buenos Aires. (Rating Cero)