El titular de la UFI 11 de La Plata, Álvaro Garganta, investiga “la línea de pagos en efectivo” durante la última gestión del gobierno de Scioli que se hicieron desde las cuentas públicas del Tesoro provincial y el Banco Provincia. Esos pagos podrían superar los 20.000 millones de pesos. La denuncia la hizo la diputada Elisa Carrió en junio y fue ratificada el legislador Andrés De Leo.

Carrió había pedido también que se cite a declarar al valijero Leonardo Fariña, detenido por la causa de “la ruta del dinero K”. El financista había declarado: “Scarcella era a Scioli lo que De Vido era a Néstor Kirchner”.