Será en la reunión de esta mañana con la cúpula sindical. Podría eximir el aguinaldo del impuesto y discutir los porcentajes de 2017.

La puerta abierta que dejó la CGT para (no) ponerle fecha a la intención de paro anunciada la semana pasada, podría encontrar un invitado con sorpresa esta mañana: según confirmaron hoy fuentes oficiales a Clarín, el Gobierno ofrecerá mejoras en Ganancias para desactivar la protesta.

El encuentro está previsto para las 9.30. El anfitrión del nuevo triunvirato que conduce la central sindical (Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña) será el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca. También estarán sus colegas de Hacienda, Alfonso Prat Gay; Interior, Rogelio Frigerio; y Producción, Francisco Cabrera.

“Queremos y estamos dispuestos y abiertos a negociar con ellos la propuesta de reforma de Ganancias que estamos trabajando con los gobernadores”, dijo una fuente oficial esta mañana a Clarín. Esto implicaría mejorar una iniciativa adelantada por Prat Gay, cuando anunció el Presupuesto, y que dejó sabor a poco.

En promedio, la mejora en el impuesto sería del orden del 17%, en línea con la inflación oficial que busca instalar el Gobierno como parámetro para el año próximo. Los retoques en Ganancias serían más amplios para las escalas más bajas. Igual, todo muy lejano de aquella promesa de campaña del entonces candidato Mauricio Macri, que había dicho que eliminaría el gravamen en caso de ganar la elección

¿Y qué tienen que ver los gobernadores con todo esto? Como el impuesto es coparticipable, cada reducción de la presión en Ganancias implica una baja en los recursos que le llegan de Nación. Por eso, muchos de esos mandatarios que ante los micrófonos se hacen eco de las quejas por la presión impositiva, luego rechazan aliviar el bolsillo de la gente si hay que hacerlo con plata destinada a sus administraciones. El Gobierno, por eso, es que los sumó al operativo “baja moderada de Ganancias”. El costo de la medida ya presupuestada, remarcan en Nación, sería de 27.000 millones anuales.

“También estamos dispuestos a negociar el pedido de medio aguinaldo de fin de año para que no ingrese en Ganancias. Ese es un pedido que ellos (por la CGT) hicieron y puertas adentro del gabinete de Macri no descartamos”, completaron las fuentes de la Casa Rosada.

La eximición de Ganancias en el medio salario extra de diciembre es uno de los tres reclamos básicos que la CGT tirará hoy en la mesa: los otros son un bono de fin de año, ante la negativa de abrir paritarias y para compensar la suba de la inflación que superó a los salarios; y un aumento de emergencia para jubilados.(Clarín)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.