En el debate en Diputados por la penalización de los precursores químicos, el bloque de Cambiemos accedió al pedido tras la presión de la oposición

Tras una intensa presión de parte de la oposición, el frente Cambiemos aceptó poner en debate en la Cámara de Diputados el uso medicinal del Cannabis, en un plenario de comisiones que se realizará el próximo jueves 13 de octubre.

Así lo anunció el presidente de la Comisión de Seguridad Interior, Luis Petri (UCR), en la sesión del último miércoles, donde diputados de los bloques del Frente de Izquierda, Frente para la Victoria, Frente Renovador y Libres del Sur, reclamaron por la legalización de esta sustancia para tratamientos de salud, como la epilepsia.

Luego de negarse a incluir este pedido en el marco de la reforma de la ley 23.737 de Drogas, que incorporó la penalización del desvío de precursores químicos que terminó siendo aprobada y girada al Senado, Petri precisó que el oficialismo promoverá una ley aparte.

“La aprobación de este proyecto no va a ser obstáculo ni óbice para el tratamiento de una ley de Cannabis medicinal”, aclaró el radical mendocino, que convocará a una sesión integrada por las comisiones de Seguridad Interior, de Salud y de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico.

El oficialismo aceptó el tratamiento luego de que, a través de las redes sociales, el hashtag #CannabisMedicinalYa se convirtió en trending topic durante la sesión, tras el rechazo inicial para discutir el tema.

En su cuenta de Twitter, la diputada nacional del FpV y ex ministra de Seguridad, Nilda Garré, ratificó la necesidad y compromiso del bloque a “debatir a fondo el uso terapéutico del cannabis por los beneficios que comporta para la salud de miles de personas”.

“El oficialismo tuvo que ceder y aceptar una reunión plenaria de las comisiones respectivas para el 13 de octubre para tratar estos temas”, añadió.

Organizaciones sin fines de lucro que promueven la legalización del cannabis, como Mamá Cultiva Argentina, y familias que tratan a sus parientes con este método esperan con ansias la sanción de una ley semejante, ya que de no ser aprobada, el Congreso terminaría “criminalizando” a quienes utilizan el cannabis con fines terapéuticos.

El caso más conocido de este tipo fue el de la nena Micaela, de Comodoro Rivadavia, cuya madre Carola Pedraza, debió pasar por un largo y extenuante recorrido burocrático hasta que la Justicia la habilitó para utilizar este tipo de tratamientos. Mientras eso ocurría, la menor llegó a padecer hasta 10 convulsiones epilépticas por día, lo que le producía un serio deterioro cognitivo.

A raíz de la relevancia de este caso, que conmovió a legisladores y a la comunidad patagónica, la provincia de Chubut se convirtió este año en la primera jurisdicción en legalizar el aceite de cannabis para la epilepsia, o también llamado síndrome de Dravet. Desde entonces, los hospitales públicos provinciales pueden suministrar ese tratamiento a quienes lo requieran, a través de la obra social estatal.

Actualmente, la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT) realizó unas 85 autorizaciones para importar fármacos cannábicos con el objetivo de tratar a niños con epilepsia. (Infobae)