La pérdida del poder adquisitivo llegó al 15,1% en el sector público y al 6,3% en el sector privado desde noviembre del 2015 por los efectos de la devaluación, la suba de las tarifas y el cierre de las paritarias del año pasado por debajo de la inflación.

Así lo indicó un estudio de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que estudió el impacto de la canasta alimentaria, servicios básicos de la vivienda y vestimenta.

“Comparando con el último (y ya magro) sueldo parago por el gobierno anterior en noviembre de 2015, entre diciembre de 2015 y abril de 2017, se estima una périda acumulada de $ 25.019 para un trabajador con la categoría que reúne a la mayoría de los trabajadores del sector público (DO)”, indicó el informe elaborado por los integrantes de ATE-Indec.

Según estas cifras, la pérdida del poder adquisitivo fue mayor en el sector estatal que en el privado registrado. “El poder adquisitivo del salario de abril de 2017 resulta un 15,1% inferior al de noviembre de 2015”, indicaron.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.