Llegó ayer a Nueva York para participar de la reunión anual de la ONU; ratificará allí la posición argentina; hoy hablará ante empresarios

El presidente Mauricio Macri llegó ayer a una ciudad conmocionada y militarizada por el atentado de anteayer para participar por primera vez, con reuniones que arrancarán hoy, de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), donde reiterará el reclamo de soberanía sobre las islas Malvinas y precisará el plan de recibir a 3000 refugiados que huyen de la crisis de Siria. Además, adherirá al acuerdo por el cambio climático de París.

El propio Macri le dijo a la prensa al llegar al hotel The Mark que ratificará el reclamo “permanente e innegociable” de soberanía sobre las Malvinas en su discurso de mañana. También tendrá tiempo para la economía y para las inversiones. Será cuando hable hoy a las 11 ante empresarios en el Clinton Global Iniciative y a las 16 en la Bolsa de Nueva York, en Wall Street.

Apenas arribó al hotel donde se aloja, sobre la calle 77 y Madison Avenue, a metros del Central Park, el Presidente explicó ante una consulta de LA NACION su principal objetivo de su participación en la ONU. “Plantearle al mundo nuestra vocación de trabajar en conjunto y ser parte de las soluciones a los desafios globales”, explicó. Y enumeró: “Terrorismo, refugiados, cambio climático”.

Cuando se le consultó sobre si reiterará el histórico reclamo de soberanía sobre las Malvinas, Macri fue enfático: “Absolutamente, ése es un reclamo permanente y no negociable que tenemos todos los argentinos”.

Eran las dos en Nueva York -las 3 en la Argentina- por lo cual se retiró a almorzar y a mirar desde su cuarto el partido entre Boca Juniors y Godoy Cruz de Mendoza.

La canciller, Susana Malcorra, que había llegado anteayer, consignó ante este diario que el jefe del Estado “va a presentar la Argentina interesada en ser parte del mundo”.

Señaló que “muchas veces nos escuchan hablar en este sentido en temas económicos, pero estamos interesados en ser parte del mundo en muchos otros frentes: refugiados, cambio climático, fuerzas de paz”.

La canciller, que aún mantiene su candidatura a secretaria general de la ONU, agregó que Macri “siempre trata de maximizar el uso de su tiempo y viene también con una agenda económica: por eso irá a la Clinton Foundation, a Wall Street y tiene una serie de reuniones con empresarios que son oportunidades”.

Una de esas reuniones clave será una comida esta noche con Jack Rosen, presidente del Congreso Judío norteamericano, con llegada a todos los sectores de la colectividad judía que estarán presentes. Además, es un dirigente decisivo en el Partido Demócrata y en la candidata presidencial Hillary Clinton.

El Presidente llegó ayer acompañado de su esposa, Juliana Awada, que tendrá una agenda propia y dos encuentros con la primera dama norteamericana, Michelle Obama, y con una comitiva acotada: el jefe del Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero presidencial Iván Pavlovsky.

Malcorra había llegado anteayer, al igual que el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Hoy, lo hará el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

El operativo de seguridad en esta ciudad es imponente y superará los 20.000 efectivos. Nueva York se conmocionó otra vez anteayer por un atentado de una bomba en el barrio de Chelsea que causó 29 heridos, justo antes de la asamblea de la ONU con cientos de jefes de Estado.

Macri participará hoy a las 11 de un panel con el primer ministro de Italia, Matteo Renzi; el ex presidente norteamericano Bill Clinton y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, en la Clinton Globe Iniciative. Luego participará de un foro de alto nivel de refugiados en la ONU y después se dirigirá a Wall Street.

No está confirmada la reunión bilateral con la primera ministra británica, Theresa May, aunque existe voluntad de ambas partes de encontrar un momento en la agenda. La semana pasada se puso en discusión la posibilidad de incluir los vuelos del continente a las islas, la explotación conjunta de pesca y de hidrocarburos en la zona, la identificación de los NN en las islas y la soberanía.

Mañana a las 11 Macri dará su primer discurso ante la ONU y por la tarde tendrá otra reunión con líderes mundiales sobre refugiados organizado por el presidente de EE.UU., Barack Obama. Por la noche participará de la recepción que Obama ofrecerá a los presidentes. (La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.