El revestimiento de la torre Grenfell de Londres, destruida por un incendio el pasado miércoles que causó la muerte de más de un centenar de personas, fue realizado con un material supuestamente prohibido en el Reino Unido, según ha explicado este domingo el ministro británico de Economía, Philip Hammond.

El edificio, ubicado al oeste de Londres y en el que vivían entre 400 y 600 familias, se incendió con rapidez porque, al parecer, el inmueble estaba cubierto con un material que contenía polietileno, según han indicado los medios locales.

“Entiendo que el revestimiento en cuestión, este revestimiento inflamable que está prohibido en Europa y Estados Unidos, está prohibido también aquí”, dijo el ministro conservador.

En ese sentido, Hammond ha indicado que la investigación sobre la tragedia, en la que al menos 58 personas desaparecidas han sido dadas por muertas, deberá determinar si se violaron las reglamentaciones cuando se colocó el revestimiento. (EFE)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.