Desde el prime día hábil de este mes, la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza comenzó a inscribir a los perros potencialmente peligrosos. Se trata de una medida que busca generar conciencia acerca de la tenencia responsable de estos animales y preservar la seguridad en los espacios públicos.

Según la iniciativa, los vecinos que tengan animales o perros peligrosos y que estén domiciliadas en la capital provincial tienen la obligación de inscribirlos en un plazo máximo de tres meses. Deberán presentarse en el área de Salud Animal, con su DNI, dos fotos del can de 2,5cm x 2,5cm, fotocopia de la cartilla de vacunación y control veterinario.

Allí llenarán un formulario con datos del animal como nombre, raza, edad, color del pelaje, tamaño y peso, entre otros, consignó el diario MDZ. Después se les entregará la licencia y el carnet correspondiente, sin costo alguno, que los habilita como poseedor de un can de estas características.

De acuerdo con la ley, estos son los perros potencialmente peligrosos: Pitbull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu, Doberman, Gran Perro Japonés y Presa Canario.

De igual forma, entran en esta categoría aquellos que han sido amaestrados para la defensa o el ataque, los que manifiesten un carácter marcadamente agresivo, o hayan agredido a personas u otros animales. La disposición cumple con la ley provincial 7.633 sobre la tenencia de animales peligrosos, y el Código de Convivencia Ciudadana, que regula la protección y la tenencia de perros potencialmente peligrosos. (Infobae)