La operación de Leandro Romagnoli tiene pendiente a todo San Lorenzo. A sus 35 años, el Pipi pensó en dejar el fútbol si tenía que afrontar un gran tiempo de recuperación, pero finalmente solo serán dos meses y podrá seguir jugando.

Romagnoli pasa por el quirófano para solucionar las dolencias en la rodilla derecha. Tendrá dos meses de inactividad y es probable que a fines de noviembre pueda volver a jugar.

El gran ídolo azulgrana tomó la decisión de operarse en acuerdo con el cuerpo técnico y el cuerpo médico. Se le encontró un cuerpo extraño en la rodilla que le produce dolor, y si no lo extraen el problema puede ser crónico.

Marcelo Tinelli le expresó apoyo en su cuenta de Twitter: