La fiscal del caso había pedido diez años de cárcel para el acusado. Pero después, de acuerdo con el abogado defensor, pidió suspender el juicio.

En una medida sin antecedentes en la Justicia de Chubut, un fiscal acusó a otro por haber colaborado en dejar en libertad a un sujeto que violó a su hijastra durante cinco años. El fiscal jefe de la ciudad de Trelew, Omar Rodríguez no solamente elevó un escrito a la jueza Ivana González para revocar los beneficios otorgados al acusado sino que también le iniciará una causa penal a la fiscal Antonia Suárez García por incumplimiento en los deberes de funcionario público.

Tras pedir en principio una pena de diez años de prisión, finalmente Suárez García aceptó la suspensión del juicio y estuvo de acuerdo en aplicar una pena menor: prohibición de acercamiento a la niña y a la madre y 50 horas de trabajo comunitario.

De acuerdo a todas las pruebas recogidas durante la investigación y la declaración de la nena en cámara Gesell (abusada y violada desde los 8 años), la fiscal había pedido diez años de prisión por el delito de abuso doblemente agravado por el acceso carnal y por la situación de convivencia. Cuando se produjeron las violaciones con acceso carnal victimario y víctima vivían juntos.

Los abusos comenzaron cuando la nena tenía ocho años y ocurrieron duraron cinco años. El 30 de mayo de 2016 el caso fue elevado a juicio por el juez Marcelo Nieto Di Biase, que respetó la calificación legal escogida por la fiscalía.

El juicio se fijó para el 28 de marzo de este año. Suárez García libró las cédulas de citación. Pero “sorpresivamente” –-según el parte de prensa de la fiscalía de Trelew– el 13 de marzo se presentó un escrito en la Oficina Judicial de Rawson para pedir un cambio de calificación. Luego de analizar juntas la prueba, Defensa y Fiscalía habían coincidido en recalificar el hecho como abuso sexual simple agravado por la convivencia y en pedir la suspensión del juicio. Y en una audiencia realizada el 21 de marzo la jueza Ivana González hizo lugar al beneficio.

La fiscal Suárez García comenzó esa audiencia “pidiendo disculpas por haber acusado al imputado de semejante delito. Se excusó diciendo que fue como consecuencia del cúmulo de tareas y que por encontrarse “inmersa en las tareas cotidianas no chequeó correctamente la acusación”.

El fiscal Omar Rodríguez consideró que “escuchar de boca de una fiscal reconocer que acusó mal a una persona en función del cúmulo de tareas, genera intranquilidad, sobre todo cuando la propia fiscal firmó una acusación donde pretendía una pena de diez años”.

Ahora el tema termina en una acusación de fiscal a fiscal y Rodríguez remitirá la causa al Superior Tribunal de Justicia pidiendo que se revoque la medida y que el sujeto acusado sea sometido a juicio oral por el delito que le fue imputado en primera instancia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.