Un hombre de Cipoletti le robó diez mil pesos a su propio amigo luego de compartir un asado el viernes a la noche.

La víctima dijo que todos se encontraban la realización de una reunión entre amigos en la noche del viernes y una caja fuerte que había sido forzada. Un poco sorprendido, el dueño de casa no tuvo otra alternativa que presentarse en la unidad policial céntrica y exponer lo sucedido.

Los policías concretaron una intensa labor investigativa e identificaron a una de las personas sospechosas, quien había estado en la casa de la víctima. Al ser requisada, dieron con una suma cercana a los 8000 pesos.

De inmediato se procedió a su detención, el secuestro del dinero y la notificación al juez de turno. (Radio Galas)