El sábado, los jefes de La 12 le pidieron a los jugadores que dejen de salir de noche y clasifiquen a la Libertadores.

No todo fue alegría en la Bombonera después del triunfo de Boca sobre Sarmiento. En la conferencia de prensa posterior al partido, a Guillermo Barros Schelotto le preguntaron por la visita de los jefes de la barra al plantel el sábado por la tarde para exigirles que “dejen de salir de noche y clasifiquen a la Libertadores”. Y el DT se enojó.

Guillermo no desmintió el incidente en ningún momento. Solo reiteró varias veces, con fastidio, que él no participó de ninguna reunión entre los jugadores y la barra.

“No sé nada”, dijo el técnico, y luego le retrucó al periodista: “No te confudas conmigo, no te equivoques. Hoy lo dijiste en la radio y no fue así. Yo no estaba y no sabía nada”.

“Me dedico fundamentalmente a dirigir un equipo de fútbol y no participé de nada”, tiró Guillermo.
“Yo vengo a hablar de fútbol. No participé de ninguna reunión. De estas cosas yo no hablo. No me gusta”, enfatizó el Mellizo ante la repregunta del periodista.

El sábado, Rafael Di Zeo y Mauro Martín ingresaron a Casa Amarilla para hablar con los jugadores en la previa del partido con Sarmiento. La primera línea directamente. Los jefes. El mensaje fue contundente: “En Boca no se jode”.

Aparentemente, los barras se enteraron que aquel incidente de Ricardo Centurión chocando a la salida de un boliche no fue el final de las salidas nocturnas de los jugadores. Y entraron al club para ponerle los puntos al plantel.

El cuerpo técnico que encabeza Guillermo no estuvo en la reunión, pero el DT nunca desmintió el incidente. Además. difícilmente no supiera cuando todos los jugadores estuvieron cara a cara con los barras.

“Basta de ir al boliche”, fue el grito de Di Zeo y Martín, que además pidieron por ganar la Copa Argentina para clasificar a la Libertadores 2017. (TN)