El ministro de Justicia aseguró que el régimen aplicado por la Corte para reducir la condena de un represor es “el peor engendro en política criminal del país”

El ministro de Justicia, Germán Garavano, se sumó a las voces que marcaron distancia del pronunciamiento de la Corte Suprema que redujo la condena del militar Luis Muiña, bajo el amparo legal del denominado régimen 2×1.

“No parece justo que se aplique el 2×1 para ninguna condena”, aseguró el funcionario en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, aunque señaló que, como ministro, su rol es “cumplir” los fallos del máximo órgano de justicia, “no criticarlos o alabarlos”.

La ley del 2×1 fue uno de peores engendros, de las cuestiones más perversas que se han hecho en política criminal en nuestro país. Seguimos pagando la consecuencias de una legislación desastrosa“, advirtió el funcionario nacional.

Para Garavano, la aplicación de este régimen para delitos de lesa humanidad “es una cuestión que hoy debería estar fuera del debate jurídico. A veces los argentinos hacemos experimentos normativos y no analizamos las consecuencias de las leyes que dictamos, sobre todo en esta materia”.

“No me parecen buenos los fallos del 2×1, en ningún escenario; los he criticado desde que era secretario de juzgado desde hace más de 20 años”, planteó el ministro de Justicia, y agregó: “Fue una ley perversa que termina beneficiando a las personas que cometieron las mayores ofensas, y no a delincuentes primerizos o delitos leves”.

Más allá de las críticas, el funcionario señaló que la política del Gobierno no es “criticar los pronunciamientos judiciales. En todos los casos hemos tratado de ser muy cuidadosos. Es una Corte independiente, que funciona libremente y que está funcionando.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.