El entrenador Gregg Popovich alabó al escolta argentino por su bestial desempeño en el triunfo ante Houston Rockets por 110-107 en el tiempo suplementario.

“Manu volvió atrás y nos entregó una de sus actuaciones del pasado. Fue un semental”, explicó Popovich, quien explicó la importancia que tuvo el bahíense para salir adelante en un partido definitorio, que significó el 3-2 en la serie: “Recurrimos a él para generar algún ataque y hacer que algunas cosas sucedan, y él hizo un buen trabajo tanto en la distribución como en la anotación. Fue grandioso para nosotros.”

“Manu es uno de los competidores y ganadores más grandes de todos los tiempos. Nos ayudó a hacerlo otra vez hoy”, agregó .