Una mujer fue asesinada por su pareja, quien tras el femicidio se suicidó. El episodio ocurrió en una casa de Hurlingham. Según trascendió, el homicida tenía una causa abierta por violencia de género pero estaba en libertad porque ella lo había perdonado.

Un hombre mató a su pareja y luego se suicidó en su domicilio de la localidad bonaerense de Hurlingham. El presunto asesino ya había sido denunciado por la víctima por violencia de género sin embargo se encontraba en libertad debido a que la denunciante finalmente los había “perdonado” y desistido de seguir adelante con la causa penal que se había abierto.

Según la primera denuncia de la víctima, su pareja había incendiado la casa en que vivían cuando ella y sus hijos se encontraban en su interior. Afortunadamente en aquella oportunidad nadie salió herido. Tiempo después y a pesar de los requerimientos de la justicia desistió de impulsar la causa al asegurar que ya lo había “perdonado”.

Este viernes fue encontrada sin vida acostada en su cama. Según las primeras pericias habría muerto por estrangulamiento mientras que su pareja también fue encontrado sin vida, colgado de una viga de la casa en lo que se presupone habría sido un suicidio tras haber cometido el femicidio.
NOTICIA EN DESARROLLO