Su hijo de 22 años se acercó hasta la casa donde vivía su mamá, en la calle Forest al 1700, de Hurlingham, porque no le respondía el teléfono. Se encontró con una escena de terror. Ella estaba muerta en la cama y su exmarido, Eleonel D’Amelio, ahorcado en un pasillo con una cinta de persiana.

No era la primera vez que el hombre de 40 años quería matar a Daniela Barrionuevo. Lo había intentado hace un año, motivo por el cual pasó apenas unos meses detenido y acababa de recuperar su libertad.

En esa oportunidad, el 30 de noviembre, había iniciado un incendio con la intención de matarla a ella y a sus hijos. Le abrieron una causa por “tentativa de homicidio” pero la mujer lo perdonó, pidió que no quedara detenido y para fines de enero estaban viviendo juntos otra vez. Hace una semana, habían viajado juntos a Brasil.

Días después de ese incendio, la mujer asesinada había escrito en Facebook que “siempre” y “solo Dios” sabía cuánto había amado a D’Amelio, al tiempo que deseó que todo pasara “pronto. Sé que ya no voy a poder verte más, dejo mi corazón junto al tuyo…”. Publicación que él respondió días más tarde con una foto que decía “No se trata de conquistar a mil personas sino de conquistar mil veces a la misma persona”.

Un femicidio anunciado y ahora el dolor que quedó en los hijos de la mujer, que vuelcan su impotencia en las redes sociales. “Pasaba por facebook para decirte que te amo y que serás siempre mi bella mamita loca, mi compañera como me decías vos, mi ángel guardián. Gracias por todos estos momentos hermosos risas llantos y mucho más. Encontrá tu luz y que brille en mi. Te amo vieja te amo !!!!!!!!, escribió su hija. (TN)