Una impresionante pérdida de agua se inició esta madrugada en un domicilio de San Juan al 200 luego de que se rompiera un caño de la empresa ABSA.

“Antes de las cinco de la mañana, sentí que corría mucha agua, abrí la mirilla de la puerta de mi casa y vi un mar que iba de vereda a vereda”, contó una vecina.

“Llamé tres veces al 911 y ABSA aún no vino. Nunca vi algo parecido en sesenta años que vivo acá”, expresó la mujer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.