En el entretiempo del encuentro futbolístico entre Liniers y Bella Vista por la Liga del Sur, la Policía constató que “daños en los enrejados y en los sanitarios de los baños masculinos ubicados en la parte inferior de la tribuna visitante”.

Asimismo, iniciado el segundo tiempo del cotejo y tras el resultado adverso, el grueso de la parcialidad visitante comenzó a
enardecerse, colgándose del enrejado perimetral de la cancha y a descoser parte del enrejado en la parte inferior, por lo cual se reforzó dicho sector con personal de Infantería.

Finalizado el cotejo y ante el descongestionamiento del grueso de la hinchada visitante, “hinchas de esa parcialidad comenzaron a tornarse agresivos procediendo a realizar desmanes al momento de la desconcentración, por lo que se procede a acelerar el traslado y el ascenso a los colectivos, donde provocaron rotura de cuatro vidrios del propio colectivo que los trasladaba”.

Luego, los simpatizantes de Bella Vista descendieron del micro para “inmediatamente proceder a realizar desmanes durante este trayecto, con daños en los vehículos estacionados sobre dicha arteria, como así también sobre viviendas particulares, arrojando trozos de baldosas que tomaban de las veredas”.

Por estos desmanes, fueron demorados Leandro Eloy Rodríguez (34), Juan Francisco Baglioni (24), Leandro Gabriel Montenegro (26), Alan Andrés Puentes (18), Jonathan Ariel Marchese (25) y cinco menores de entre 15 y 17 años.

Se aclaró que no hubo personal policial herido y que Infantería efectuó disparos con posta de goma y utilizó dispersores de gas para disuadir a la multitud.

Se supo que hubo daños en un móvil policial: tenía astillado el parabrisas por el impacto de rocas arrojadas por los agresores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.