El equipo de Avellaneda, con la ventaja de 2-0 en la ida, recibe desde las 19.15 al “Granate” para concretar la clasificación a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

El encuentro se llevará a cabo en el estadio Libertadores de América, ubicado en la ciudad de Avellaneda, desde las 19.15, con el arbitraje del paraguayo Enrique Cáceres y televisado por Fox Sports. El ganador de esta llave jugará ante Chapecoense de Brasil en la próxima instancia.

Independiente logrará la clasificación con un triunfo, un empate y hasta con una derrota por la mínima diferencia, mientras que Lanús lo haría con una victoria por más de dos tantos de diferencia o por dos siempre y cuando haga más de dos tantos. En caso de que Lanús gane por 2 a 0 el pase a los octavos de final se determinará mediante remates desde el punto penal.

La ventaja que obtuvo Independiente fue justificada y ofició como punto de partida para su mejoría luego de quedar eliminado por Defensa y Justicia en los 16vos. de final de la Copa Argentina.

Después de ganar en cancha de Lanús el ‘Rojo’ consiguió dos triunfos seguidos en el certamen de Primera División, ante Belgrano en Córdoba y frente Godoy Cruz como local, que le permiten ser uno de los seis punteros del Campeonato de Primera División.

La mejoría del nivel de Independiente va de la mano del entendimiento por parte de los futbolistas del plan de juego que implementa su entrenador Gabriel Milito, basado en la tenencia de balón y en la llegada al arco adversario como prioridad.

Milito no podrá contar con una pieza fundamental en su esquema, el uruguayo Cristian Rodríguez, quien volvió a lesionarse, y su lugar podría ser para el juvenil Ezequiel Barcos, la nueva “Joya” del club, o Juan Manuel Sánchez Miño.

Lanús, vigente campeón del fútbol argentino, sigue siendo uno de los equipos que mejor juego desempeña a pesar de algunos valores de peso que emigraron.

El equipo que dirige Jorge Almirón cuenta con un buen funcionamiento y es temible de tres cuartos de cancha hacia el arco rival, con hombres del nivel y experiencia como Román Martínez, Lautaro Acosta y el goleador José Sand.

Acosta era una duda para Almirón, ya que se desgarró hace 18 días ante Boca Juniors, cuando convirtió el gol del triunfo 1-0 en el inicio del certamen de Primera, pero la evolución de esa lesión fue muy buena y estará en Avellaneda.(Agencia Télam)