Dos uniformados de la Comisaría Primera de General Pico protagonizaron este domingo un particular procedimiento con un joven que, al parecer, fue detenido por no estar en condiciones de conducir. Lo llamativo es que el supuesto infractor no transitaba en el automóvil, sino que permanecía en el interior del mismo durmiendo.

Una vecina del barrio Pacífico dio el alerta sobre la situación del sospechoso, un muchacho que parecía dormido o descompuesto dentro de un Renault Clio, que estaba estacionado en la calle 9 entre 30 y 32.

Dos policías de la Primera respondieron al llamado y allí se originó el confuso episodio. Sin información de fuentes oficiales, y por los dichos de vecinas que vieron el procedimiento, los uniformados despertaron al joven y trataron de demorarlo, mientras que este trató de arrancar su vehículo y chocó al patrullero estacionado detrás.

En ese momento comenzaron los forcejeos para sacar al conductor de su rodado, que se extendieron por al menos 10 o 15 minutos, para poder esposarlo y subirlo al patrullero. Cuando los medios de prensa llegaron al lugar, los uniformados como ya ocurre muy seguido- se pusieron muy nerviosos y pidieron a los periodistas que no mostraran cómo los dos uniformados no podían reducir al joven.

El conductor del Renault Clio, quien hasta la llegada de los policías no había hecho absolutamente nada que mereciera tal intervención, terminó detenido vaya a saber por qué delito inicial. (El Diario de La Pampa)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.