Los usuarios que accedan a la página de Instagram desde sus celulares verán que el servicio ofrece subir una foto, una posibilidad útil para aquellos que por alguna razón no puedan tener acceso a la app, no quieran instalarla, o tengan un dispositivo que no es compatible.

La nueva función, sin embargo, tiene un límite: el tamaño de la foto queda predeterminado a dos posibilidades, no permitiendo entonces que los usuarios ajusten la imagen a su gusto. Hasta ahora, desde la versión web solo se podía navegar, seguir, buscar, marcar contenidos y ver notificaciones. (La Nación)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.