“Madre mía, Masche”, soltó el DT sobre el argentino, que está en duda para jugar por la Liga.

La goleada 3-0 que sufrió ante Juventus en Turín fue un duro golpe para el Barcelona. Eso se percibió al otro día en el vestuario del equipo catalán, donde Luis Enrique recriminó al equipo su falta de actitud. Y donde especialmente señaló el mal trabajo de tres jugadores, entre ellos Javier Mascherano.

“Madre mía, Masche…”, protestó Luis Enrique, según contó TV3, para mostrar su desesperación por una jugada ocurrida en el estadio de Juventus, donde el argentino jugó como volante central.

De todas formas, Mascherano no fue el único blanco de la bronca: el entrenador también les marcó a Gerard Piqué y a Neymar que jugaron muy retrasados.
rJP6_NCTe_720x0
Según el programa Tot Costa, de Catalunya Ràdio, la charla del día posterior a la debacle ante Juventus fue la peor de Luis Enrique con sus dirigidos desde que asumió su cargo en la temporada 2014/15.

Más allá de su mala actuación por la Liga de Campeones que le valió el reproche de Luis Enrique, la derrota con Juventus también dejó a Mascherano una molestia en el gemelo de la pierna izquierda. Por ello, el argentino no participó de la práctica de este viernes, con la mira puesta en el duelo del sábado a las 15:45 (hora argentina), ante Real Sociedad, en el Camp Nou.