El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio De Vido fue enviado hoy a juicio oral y público en el marco de la causa en la que se investiga su responsabilidad penal en la tragedia ferroviaria de Once, en la que murieron 51 personas y una por nacer, y otras 789 resultaron heridas.
La decisión fue adoptada por el juez federal Claudio Bonadio quien decidió rechazar “in límine”, por improcedentes, las presentaciones realizadas por las defensas de los imputados para evitar la elevación a instancia oral que había requerido el fiscal Ramiro González.
El ex funcionario kirchnerista está acusado de haber tenido conocimiento del mal estado en el que se encontraba parte del sistema ferroviario y no haber aplicado los controles y las sanciones correspondientes a quienes explotaban el servicio de transporte público en la época en la que se produjo el choque del tren de la línea Sarmiento, ocurrido en la estación de Once el 22 de febrero del 2012, a las 8.28.