Una mujer, que había sido demorada por el delito de desobediencia, dobló la puerta de un patrullero a patadas.

Todo comenzó cuando Roberto Carlos Uzidinger (26) y Yamila Tamara Manuel (24) viajaban en una moto, se negaron a frenar y escaparon de un control policial.

Se los persiguió y a los pocos metros se los detuvo por el delito de desobediencia.

Una vez en el interior del móvil de la fuerza, la joven comenzó a patearlo y le provocó roturas en el interior de la puerta.

Por ese motivo, también se la acusa de daños.