El DT del Lobo dejó su cargo luego de perder frente a Estudiantes.

Jugar ante el clásico rival es una motivación extra para todo futbolista. Pero siempre es un arma de doble filo, ya que si las cosas no salen bien pueden ser determinantes para el humor de los hinchas, la posición en la tabla o el estado anímico. E incluso para la continuidad del entrenador.

Este es el caso de Gimnasia, que luego de perder 1-0 frente a Estudiantes se quedó sin su DT, ya que Gustavo Alfaro dio un paso al costado, tal y como se venía rumoreando.

“Quiero comunicar, era una decisión que tenía tomado más allá del clásico, de dar un paso al costado. Se lo comuniqué al presidente antes de partido y les agradecí a los jugadores por su condición humana. Es un plantel extraordinario, pero a veces el fútbol son resultados. Y hay otras cosas que no sólo son futbolísticas”, dijo Alfaro, que en este paso por el Tripero logró quince victorias, trece empates y once derrotas.

Por su parte, el presidente -Gabriel Pellegrino- declaró que “hay que aceptar lo que el otro decide, las ganas que tenga el otro. Si no hay ganas de seguir, no se sigue. Cuando uno quiere estar en un lugar está, y cuando no quiere, no está”.