André Gomes le costó al Barcelona 35 millones de euros y fue el fichaje más caro para el culé del último mercado, pero lejos se encuentra de llenar las expectativas.

El portugués llegó al Barcelona con la esperanza de (empezar) a ser el relevo de Iniesta y el ya transferido Xavi, pero nunca logró dar la talla.

Sin embargo, fue tan pobre el nivel de Mascherano como volante central que Luis Enrique dispuso el ingreso de André Gomes por el también cuestionado Jeremy Mathieu. La reacción del asistente que levantó el cartel para que entre al campo recorrió las redes sociales.
(Minuto Uno)