El presidente de Quilmes, Marcelo Calello, contó hoy que le deben plata a “102 jugadores y a tres técnicos” tras consumarse el descenso a la Primera B Nacional.

El Cervecero llegó a esta última temporada con bastante margen en los promedios y varios equipos por debajo, pero un sinfín de derrotas lo llevó a bajar a la B Nacional dos fechas antes del cierre del campeonato.

“Quilmes les debe plata a 102 jugadores y tres técnicos”, sintetizó Marcelo Calello, presidente del club, en diálogo con Sportia, resumiendo en pocas palabras la situación de la institución del Sur.

“El estado del club era calamitoso”, agregó, y además se quejó: “Los árbitros siempre se equivocaban en contra nuestro”. (Olé)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.