El fallo de la Corte Suprema de Justicia envalentonó a represores de todo el país que ahora quieren reducir las condenas que recibieron por los atroces crímenes cometidos durante la última dictadura militar. En Córdoba, la defensa del genocida Arnoldo “Chubi” López presentó un pedido para ser beneficiado con el cómputo de 2×1, como se aplicó en el caso de Luis Muiña.

“Con el nuevo fallo de la Corte es posible hacer este pedido para esta persona. Le podría corresponder”, anticipó Mariela Cesaratto, abogada de López. Según informó La Voz, el represor es un exagente civil de Inteligencia del Ejército, participó del Comando Libertadores de América y fue uno de los torturadores de la patota de “La Perla”, causa por la que fue condenado a prisión perpetua.

En el megajuicio, López estuvo imputado por 1.037 delitos, entre ellos 281 homicidios calificados. En 2016, cuando lo sentenciaron, provocó un escándalo más al retirarse, cuando amenazó a familiares de las víctimas que estaban presentes. En el lugar incluso estaba el gobernador Juan Schiaretti y otras autoridades. (Perfil)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.