El flamante DT del Al Fujairah pidió una casa junto al mar y tiene libertad para contratar jugadores: “Tal vez sorprenda con una mega figura”.

Cinco años pasaron desde la última vez que Diego Armando Maradona se puso el buzo de entrenador. El Al Wasl, uno de los clubes más importantes de los Emiratos, fue el último que lo cobijó y que le dio trabajo en lo que más le gusta: el campo de juego. Pero ahora apareció el Al Fujairah, equipo de la segunda división de Emiratos, y en julio otra vez estará al mando de un equipo. Matías Morla, el abogado del Diez, fue quien arregló los términos del contrato que se extenderá por un año con una cláusula de rescisión a los seis meses si es que no se logra el objetivo.

El abogado de Maradona contó detalles de lo que será el desembarco del Diez en uno de los siete Emiratos. “Fuyaira es el lugar donde va a mudarse Maradona. La actividad la va a empezar el 1° de julio y este fin de semana estuvo recorriendo el lugar. Fuyaira es uno de los siete Emiratos y tiene algo más de cien mil habitantes. Es un lugar de clima tropical pero con temperaturas más agradables que en Dubai por lo que Diego se anticipó y ya armó lo que será su lugar de residencia. Maradona tendrá una casa de dos pisos en un exclusivo lugar que tiene salida directa a la playa ya que ese lugar se puede aprovechar para disfrutar de las aguas, cosa que en Dubai se complica”, aseguró Morla. El Diez desembarcará en el club con un cuerpo técnico nuevo que, según confirmó su abogado, ya está armando y también será “una bomba”.

El jeque Hamad bin Mohamed Al Sharqi es quien gobierna Fuyaira y es admirador de Maradona y varias veces lo tentó para que se mudara de Emirato. “El proyecto futbolístico es lo que lo sedujo a Diego. Hoy el equipo marcha cuarto en la Liga Árabe del Golfo en la segunda división y quieren ascender a Primera y además poder clasificar para jugar la Copa de los Emiratos. Diego ya estuvo haciendo un relevamiento del plantel y ahora se va a dedicar de lleno a lo que será el armado del equipo”, cuenta Morla quien también había sido el responsable del contrato anterior con el Al Wasl que hoy dirige Arruabarrena.

Sin dudas que lo que más le preocupa a Diego es el tema de poder armar un equipo competitivo, aunque esto parece no ser un problema para las autoridades. “Le dijeron a Diego que tiene libertad de contratación por eso ya está hablando con algunos jugadores y Diego quiere llevar al menos a siete. Lo que sí es seguro es que él quiere que adentro de la cancha haya un líder con experiencia. Hoy no puedo adelantar demasiado, pero una mega figura del fútbol mundial ya habló con Diego y por ahí sorprende su llegada”, dispara Morla quien sabe que los petrodólares son claves para seducir a cualquiera.

La logística para poder lograr la firma del contrato no fue sencilla. Es que Diego además de tener compromisos en Dubai ya firmó con China un acuerdo para desarrollar clínicas deportivas en escuelas y apuntalar el desarrollo del fútbol en ese país. El presidente chino, Xi Jinping, armó un programa a 30 años con el objetivo de potenciar el fútbol en ese país. Es por eso que el Diez ya se contactó con su abogado para poder, antes de arrancar en Al Fujairah, tener una reunión con Xi Jinping. “Estamos hablando con la embajada China en Argentina para ver cuál es la disponibilidad del presidente y tratar de hacer el encuentro”, cuenta Morla quien hace unos meses ya juntó a Diego con Tang Qinghui, la agente China en Argentina, para la firma del contrato como embajador deportivo. Diego tiene cuatro charlas firmadas para dar en las Universidades del gigante asiático como así también la posibilidad de recorrer las escuelas donde el fútbol pasó a ser una materia de estudio. “China es para Maradona un lugar de referencia y de ninguna manera vamos a cancelar ese compromiso. Por eso Diego quiere agradecerle en persona al presidente que le haya permitido esta posibilidad de trabajar en Emiratos antes de llegar a su país”, dijo Morla.

Diego estuvo el fin de semana recorriendo el Fujairah Stadium y se quedó sorprendido por las condiciones en las que se encuentra. No solo en su arquitectura sino por el estado del césped. El Diez pateó varias pelotas y después felicitó al Jeque por el campo de juego. “Corre muy bien la pelota”, le dijo. Todo está listo para que Diego vuelva al trabajo y una nueva experiencia en los Emiratos está por comenzar. “Maradona se siente entrenador, nunca dijo que no quería dirigir más y esta es una nueva oportunidad para demostrar por qué es el mejor de todos los tiempos. Está entusiasmado como nunca y se van a sorprender con el equipo que va a armar”, cerró Morla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.