Los Químicos y Petroquímicos, la UOM, UTA, la Federación de Sindicatos de la Industria del Gas, gastronómicos, la Uocra, UPCN y los panaderos arrancan a partir de la semana próxima la negociación de las paritarias 2017 y, según un relevamiento realizado por Télam, reclamarán incrementos superiores al 20 por ciento.

Las organizaciones gremiales que más porcentaje reclaman son la Federación de Sindicatos de Trabajadores de las Industrias Químicas y Petroquímicas (Festyquipra), que conduce Rubén Salas, y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), cuyo referente es el ex titular de la CGT Alsina, Antonio Caló.

Fuente gremiales de Festyquipra confiaron que la semana pasada se reclamó “un encuentro para comenzar a discutir salarios y la idea es reclamar un 35 por ciento”.

Este gremio tiene un inconveniente ya que la otra Federación que conduce el ex corredor automovilístico Fabián Hermoso, encuadrada dentro de las 62 Organizaciones que lidera Gerónimo Venegas, reclama un porcentaje menor.

Por su parte el gremio metalúrgico, una de las organizaciones que sufrió suspensiones y despidos, ya hizo conocer sus pretensiones a las cámaras empresarias del sector: 30 por ciento.

La UOM y el sector empresario ya tuvieron cuatro reuniones. Según informó el propio Caló “las gestiones están trabadas y complicadas porque ofrecen un 17 por ciento”, aunque admitió que “el jueves 20 volverán a verse para avanzar en las negociaciones”.

En tanto hay tres organizaciones sindicales cuyos reclamos giran en torno al 25 por ciento. Estas son la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que lidera Roberto Fernández; la Federación de Sindicatos de la Industria del Gas (Festiga), conducido por Oscar Mangone y la Unión de Trabajadores Gastronómicos y Hoteleros (Utghra), cuyo titular es José Luis Barrionuevo.

Esos tres gremios ya mantuvieron conversaciones informales al respecto y confían en lograr el porcentaje que reclaman con el transcurrir de las reuniones paritarias.

Donde se aguardan definiciones con respecto al porcentaje salarial es en la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) conducida por Gerardo Martínez, porque, según confiaron algunos voceros gremiales a Télam, la semana próxima reinician las conversaciones y “hay expectativas favorables a cerrar por un 24 o 25 por ciento”.

También están discutiendo paritarias los dirigentes gremiales conducidos por Abel Frutos, titular de la Federación Argentina del Personal de Panaderías (Fauppa), aunque los porcentajes que se barajan son poco menos que un secreto de Estado para la Cámara empresaria y el gremio.

Por su parte, los estatales nucleados en la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN) que dirige el secretario adjunto de la Confederación General del Trabajo (CGT), Andrés Rodríguez ya iniciaron conversaciones informales con un empleador muy duro: el Estado Nacional, con una expectativa que gira en torno al 20 por ciento.

Más allá de las diferencias en los porcentajes que reclaman, a todos los une una coincidencia: los acuerdos serán con la famosa cláusula gatillo.