El Presidente lo hará a la vuelta de su viaje a China. Y ya empezaría a regir el mes que viene. Incluye a otros funcionarios y empleados del Poder Judicial, de Nación y Provincias, designados a partir de 2017.

Desde junio, luego de años de debate, los jueces comenzarán a tributar el Impuesto a las Ganancias. Es que el Gobierno ya tiene listo el decreto que reglamentará la Ley 27.346 que aprobó en diciembre el Congreso y en los próximos días saldrá publicado en el Boletín Oficial.

El texto, reglamenta el inciso 5 del artículo 1° del proyecto de reforma de Ganancias y termina con la polémica: “Los ingresos de todos los magistrados, funcionarios y empleados en los poderes judiciales y o del Ministerio Público, tanto de la Nación como de las provincias o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya designación hubiera ocurrido a partir del 1° de enero de 2017, estarán alcanzados por el Impuesto a las Ganancias”, sostiene. Es decir, quienes accedieron a su cargo antes de esa fecha continuarán gozando del privilegio de no tributar.

Para desalentar posibles litigios, la Corte Suprema de Justicia ya dio su veredicto meses atrás, una vez que fue aprobada la ley: “Queda claro que todos los empleados, funcionarios, fiscales, defensores, magistrados que están en funciones no pagarán el impuesto. En cambio, quienes ingresen a partir de 2017, estarán obligados a pagarlo”, indicó mediante un informe publicado en el Centro de Información Judicial.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, será uno de los que firme el decreto para reglamentar el pago de Ganancias en el Poder Judicial. “A mitad de año, los nuevos jueces estarán también pagando Ganancias” aseguró.