Unos 87 integrantes de servicios secretos fueron despedidos y 121 miembros de una ONG fueron arrestados por supuestos vínculos el derrocamiento fallido.

Turquía dejó cesantes a 87 integrantes de sus servicios secretos (MIT) y ordenó detener a 121 miembros de una organización humanitaria, por supuestos vínculos con la cofradía Hizmet del clérigo Fethullah Gülen, a quien Ankara señala como responsable de la asonada militar de julio, informó la agencia semipública de noticias Anadolu.

La investigación en el MIT abarcaba a 100 agentes, de los que 87 fueron expulsados de la carrera de funcionario e inhabilitados para volver a desempeñarse en el Estado. Otros 52, provisoriamente, serán enviados a la procuración al encontrarse indicios de su vinculación con la cofradía.

La ONG Kimse Yok Mu, que organiza campañas benéficas en varios países, está clausurada por orden del gobierno desde hace dos meses, debido a su vínculo con Gülen, un clérigo autoexiliado en los Estados Unidos después de distanciarse del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que pide su extradición.

Entre los detenidos en Kimse Yok Mu se encuentra su presidente, Ismail Cingoz.

Según Anadolu, fueron allanados locales de la ONG, sospechosa de financiar a Hizmet, en 18 provincias, informó la agencia de noticias DPA.

El papel del MIT en el golpe fallido del 15 de julio ha sido objeto de controversia, dado que según las Fuerzas Armadas, el MIT avisó al Estado Mayor horas antes de la asonada, pero Erdogan afirmó que se enteró por su propio cuñado, cuando los tanques ya estaban en las calles. En todo caso, el jefe del MIT, Hakan Fidan, no fue relegado tras el golpe y continúa en su cargo.(Agencia Télam)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.