La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, consideró que “en quince meses” no se puede “arreglar 40 o 50 años de desgobierno o doce de populismo extremo” y advirtió que reactivar el consumo y aumentar los salarios sería muy fácil “recurriendo a la maquinita de impresión de billetes” porque eso impulsaría la inflación que el Gobierno trata de frenar.

“Sería muy fácil hacer la típica salida del populismo, recurriendo a la maquinita de impresión de billetes, y cuando inventamos la plata, otra vez aparece la inflación. Que es lo que estamos tratando de domar. En quince meses no podés arreglar 40 o 50 años de desgobierno o doce de populismo extremo”, dijo en una entrevista que publica hoy el diario Clarìn

“Se dejó un país que tiene 500 mil millones de pesos de agujero anual”, agregò

Acerca de su sobreseimiento en la causa por el origen del dinero que robaron de su casa, Michetti sostuvo que “se probó que siempre dije la verdad, que la denuncia no tenía sustento”.

“Todo fue un armado mediático con un fin político, el de atacar desde el primer día de gestión a un gobierno que representa un cambio verdadero en la Argentina”, sostuvo.

Aseguró además que tuvo que “atravesar el dolor” de que se sospechara de su honradez.

“A personas que han cometido corrupción puede no importarles estar bajo sospecha. A las personas honestas nos importa mucho”, expresó.

Dijo que no tiene “ninguna duda” de que hay quienes buscan que el Gobierno no logre cumplir su mandato y en ese sentido señaló a “sectores muy extremos del kirchnerismo, que no conciben haber dejado de tener el poder en sus manos”.

“Lo terrible es que son personas que han hecho daño, que no asumen ninguna crítica”, apuntó.

“No entiendo cómo no se dan cuenta de que el país quedó mal. En quince meses no podés generar semejante situación de pobreza en la Argentina, de falta de empleos, de posibilidades de crecimiento, de desarrollo de inversiones; todo esto fue consecuencia del populismo”, remarcó Michetti.