La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, pidió hoy ser sobreseída en la causa que investiga el origen del dinero robado en su casa en noviembre pasado, a través de un extenso escrito que presentó hoy ante la Justicia, en el que aportó documentación, declaraciones juradas de ella y su pareja, y ofreció nueva prueba y testigos sobre las donaciones a la Fundación Suma.
El escrito, redactado en primera persona y firmado por la propia Michetti, fue presentado por su defensa ante el juez federal Ariel Lijo, a cargo de la investigación.
“Siempre consideré que todo funcionario público debe responder por sus actos frente a la ciudadanía y, con mayor razón, cuando es un juez quien investiga un comportamiento que se considera, por alguna razón, sospechoso”, comenzó la Vicepresidenta según el texto al que accedió Télam.
A lo largo de 31 carillas, Michetti hizo un descargo para explicar el origen del dinero sustraído de su vivienda el 22 de noviembre del año pasado por parte de un custodio que ya está procesado, adjuntó documentación, explicó por qué esas sumas estaban en su casa y pidió que declaren como testigos donantes de su fundación.
También, ofreció como testigos, entre otros, al ministro de Modernización Andrés Ibarra; al de Medios Públicos, Hernán Lombardi; al secretario de Obras Públicas de la Nación, Daniel Chain; y al embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.