El coronel retirado Hugo Jorge Delmé, uno de los 33 acusados en el juicio actualmente en desarrollo por delitos de lesa humanidad cometido por integrantes del Ejército en Bahía Blanca, murió a los 80 años en Campo de Mayo, donde se hallaba alojado, informaron hoy fuentes judiciales.

“Delmé, quien tenía problemas cardíacos, falleció el jueves pasado en Campo de Mayo, lugar donde estaba detenido”, informaron hoy fuentes judiciales.

El militar fallecido, imputado en este tercer juicio por crímenes cometidos en Bahía Blanca bajo jurisdicción del Ejército, se había desempeñado como jefe de Registro y Enlace del Departamento I Personal del Estado Mayor del Quinto Cuerpo de Ejército y de la subzona de seguridad 51 durante la represión terrorista de Estado.

“Delmé ya cumplía en Campo de Mayo una condena a prisión perpetua impuesta en el primer juicio que se llevó a cabo en Bahía Blanca por delitos cometidos en el marco del Quinto Cuerpo del Ejército, situación que quedó firme en (la Cámara Federal de) Casación”, agregaron las fuentes consultadas.

En el primer juicio, el tribunal lo consideró culpable del delito de sustracción hijos de desaparecidos nacidos durante el cautiverio de sus madres en el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita de Bahía Blanca, sobre los cuales nada se sabe hasta ahora.

También fue condenado por secuestros, torturas, desaparición de personas y homicidios, todos delitos de lesa humanidad.

Este es el segundo fallecimiento de imputados desde el comienzo del juicio por la causa caratulada “González Chipont, Julio Guillermo y otros sobre privación ilegal de la libertad”, ya que en febrero de este año murió el coronel retirado Carlos Andrés Stricker, quien era subjefe del Batallón de Comunicaciones 181 entre el 8 de diciembre de 1974 y el 16 de diciembre de 1976, así como del Área 511 de la represión.

Bajo su mando, instalaciones del Batallón fueron asignadas para mantener en cautiverio a personas secuestradas o como un lugar de paso de otras víctimas hacia el centro clandestino de detención y torturas La Escuelita.

Cuando falleció, Stricker cumplía dos condenas a prisión perpetua, una por el segundo juicio de Ejército y otra por la causa que investigó los crímenes represivos cometidos en jurisdicción de la Base de Puerto Belgrano, el mayor emplazamiento de la Armada, próximo a Bahía Blanca.

Con las muertes de Stricker y Delmé quedaron ahora 32 imputados en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal integrado por los jueces Jorge Ferro, José Mario Triputti y Martín Bava.

Entre los acusados se encuentran integrantes del Estado Mayor del Quinto Cuerpo de Ejército, el Destacamento de Inteligencia 181, el Batallón de Comunicaciones 181, ex jefes del Servicio Penitenciario Bonaerense, ex policías federales de Viedma y provinciales de Buenos Aires y Río Negro, entre otros organismos que fueron parte de la represión terrorista de Estado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.